Historia

Los orígenes de nuestra Comarca han estado ligados durante siglos a las idas y venidas de gentes  que se desplazaban por diversas causas: en busca de víveres, agua... asentándose entre sus pobladores atraídos por la situación estratégica que ocupaba nuestro territorio. Por estas tierras han pasado desde los Íberos hasta los ejércitos de Napoleón.

Los restos con más antigüedad encontrados en la zona como lascas, raspadores, hachas de piedra, restos de cerámica e, incluso, tumbas excavadas en la roca, pertenecen a los Íberos.

A este periodo le sigue el de la época romana, del cual apenas se han encontrado restos, aunque sí tenemos muestras de su presencia en algunas lápidas con inscripciones y algunos elementos arquitectónicos del Castillo de Castielfabib. Algunos historiadores romanos hacen referencia a nuestra comarca por haberse asentado en ella varios campamentos, de aquí se deriva el topónimo "Castro" (castrum: campamento)...

Los musulmanes conquistaron estas tierras hacia los años 714-716 para fijar una de sus poblaciones. Permaneciendo bajo su dominio casi cinco siglos, estuvieron bajo la influencia de la taífa de Alpuente, más tarde dependieron de Albarracín, cuyo señor Ben Racín repartió las tierras de la comarca entre sus dos hijos, a uno le dio la fortaleza de Castielfabib y al otro la de Ademuz. Finalmente, pasó a manos de los almohades de Valencia. En esta época se mejoraron los sistemas de riego y los abancalamientos en la zona, hasta nuestros días han llegado topónimos como los "Algezares" y nombres como la "Hoya del Moro" o la "Cueva de los Moros".

Según algunos historiadores, en el Rincón comenzó la Reconquista del Reino de Valencia cuando Pedro II de Aragón, padre de Jaime I, en 1210 se apoderó de las plazas fuertes de Castielfabib y Ademuz que, posteriormente, fueron arrebatadas por los musulmanes hasta que, Jaime I el Conquistador, las reconquistó y pasaron a formar parte del Reino de Valencia. Entre 1.259 y 1.261 nace el enclave del Rincón de Ademuz.

En el año 1.656 la comarca sufrió un fuerte terremoto causando numerosos heridos y el derrumbamiento de varios edificios.

Cuando los ejércitos de Napoleón entran en España a principios del siglo XIX, y José I Bonaparte es convertido en Rey (1.808 - 1.813), el Rincón pasa a formar parte de la Perfectura del Alto Guadalaviar, cosa que ocurrió solo sobre papel. Con la aprobación de la Constitución de 1.812 y la vuelta de los Borbones, la comarca pasó a formar parte de la moderna provincia de Teruel (de 1.822 a 1.823). Definitivamente en 1.823 pasa a pertenecer a Valencia, adquiriendo la categoría de enclave.

La Guerra Civil para la comarca fue especialmente dura, ya que se hallaba en la zona del gobierno de la II Republica, próxima al frente de Teruel. El municipio que más sufrió fue Torrebaja, objeto de diversos bombardeos por las tropas nacionales.

A lo largo de la década de los 30 la situación económica internacional, la política nacional y la Guerra Civil produjeron el estancamiento de la emigración e incluso una tímida corriente de retorno.

A partir de los 50 la despoblación creció aceleradamente. La crisis de la economía agraria y el inferior nivel de vida con respecto a otras zonas, impulsaron la masiva salida de población, atraída por la gran demanda de mano de obra en las áreas urbanas e industriales. La mecanización del campo, la crisis del manzano, etc, jugaron un papel destacado en este proceso, experimentándose grados de despoblación de hasta un 83% como es el caso de la aldea de Sesga.

En la década de los 80 se estabilizó la población debido a la ralentización de la emigración, motivada por la disminución de ofertas laborales y el escaso efectivo a causa del envejecimiento.

La población de derecho en la actualidad se contabiliza en unos 3.003 habitantes, aunque el número efectivos se sitúa aún por debajo de estas cifras, ya que algunos habitan fuera de la comarca durante buena parte del año.

Hasta la primera década del siglo XX, el número de nacimientos se situaba en torno a 2.000 cada 5 años, reduciéndose a un centenar por quinquenio desde los 70 hasta la actualidad. Esto se debe básicamente al elevado envejecimiento, producto de la emigración y la reducción del número de hijos por pareja.

Por lo que respecta a la edad destaca que, según el censo de 2002, el 35,74% de la población supera los 65 años, la población comprendida entre los 15 y 40 años representa el 36,87% y los menores de 14 años un 8,60%. En el conjunto valenciano representan del 16,65% los mayores de 65 años, un 53,36% los comprendidos entre 15 y 40 años y el 14,22% los menores de 14.

En las últimas décadas se ha multiplicado la llegada de gentes oriundas del Rincón. Esta corriente viene motivada por el ascenso del nivel de vida, la extensión de periodos vacacionales y la difusión del transporte individual. Se trata básicamente de veraneantes o personas jubiladas que pasan gran parte del año en la comarca.

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31